Alimentación en el primer año de vida

La alimentación cumple un papel importante en el desarrollo integral del niño.  Tener una alimentación saludable significa comer todos los días una combinación adecuada y variada de alimentos, en cantidad y calidad suficiente.

Los alimentos se encuentran agrupados según los nutrientes que poseen:

GRUPO 1: Cereales (maíz, arroz, trigo, avena, cebada y su derivados) y legumbres secas (lentejas, garbanzos, arvejas, etc).  Son fuentes de Hidratos de Carbono y Fibra.  Su función principal es brindar ENERGÍA y a través de la fibra FAVORECER EL FUNCIONAMIENTO INTESTINAL.

GRUPO 2: Verduras y Frutas.  Son fuentes de vitaminas A y C, de fibras y otras sustancias minerales como el potasio y el magnesio.  Su función principal es PROTEGERNOS DE ENFERMEDADES.

GRUPO 3: Leche, yogur y queso.  Son fuentes de proteína de buena calidad y de calcio.  Su función principal es FORMAR NUEVOS TEJIDOS y AYUDARNOS A CRECER.  El Calcio es importante para FORMAR HUESOS Y DIENTES y para la transmisión NEURONAL.  En estos alimentos también encontramos un aminoácido esencial el triptófano para la síntesis de SEROTONINA, un neurotransmisor importante en la función neuronal.

GRUPO 4: Carnes y Huevos. Son fuentes de proteínas de buena calidad y nos proveen hierro. Su función principal es FORMAR NUEVOS TEJIDOS y el hierro FORMAR HEMOGLOBINA que transporta oxígeno a todas las células. Aportan aminoácidos esenciales para formar neurotransmisores importantes para el aprendizaje.

GRUPO 5: Aceites y grasas.  Son fuente de energía y vitamina E. Aportan ácidos grasos esenciales para formar hormonas y enzimas.

GRUPO 6: Azúcar y dulces.  Aportan energía y son agradables por su sabor, pero no aportan ninguna sustancia nutritiva importante.

Los niños y las niñas deben comer alimentos de cada grupo en cantidad suficiente cada día.

¿Cómo es la alimentación del niño los primeros 6 meses?

  • Alimentar a los bebés nada más que con leche materna los primeros 6 meses y continuar amamantándolos hasta los 2 años o más.  En los primeros meses de vida la lactancia materna cubre las necesidades tanto nutricionales como psicoafectivas del bebé.
  • A partir de los 6 meses es necesario complementar la lactancia materna, agregándole de a poco otros alimentos diferentes de todos los grupos descritos anteriormente.   Puede empezar por darle una vez al día unas cucharaditas de puré mixto de papa, yuca, zapallo y/o zanahoria.  Agregue a la papilla una cucharadita de leche en polvo fortificada y una cucharadita de aceite.   Cuando el niño aprende a tragar la papilla agréguele una cuchara de carne sin grasa desmenuzada.   Una vez por semana puede reemplazar la carne por hígado bien cocido y molido.  Debe tomar agua segura, hervida y enfriada.  Jugos de frutas naturales colados diluidos con agua.  No es necesario agregar azúcar.

¿Cómo alimentar a los siete meses?

  • A partir de los siete meses se recomienda ya comenzar con 2 a 3 comidas diarias.  Brindar primero lactancia materna y luego el alimento complementario.
  • Se puede agregar vegetales triturados de a poco a la papilla.
  • Puede agregar yema de huevo cocida al puré.
  • Puede brindar papilla de arvejas y lentejas bien cocida sin piel.
  • Postres con leche como flanes, cremas de maicena, arroz con leche.
  • Ofrezca también pan ligeramente tostado, galletas dulces sin relleno y vainillas.
  • No olvide darle fruta y una verdura de color amarillo, anaranjado o verde cada día.

Desde los nueve meses hacia el primer año

  • Puede brindar entre 3 a 4 comidas al día agregando una comida entre horas, a media mañana o media tarde además del pecho.  Recuerde primero brindar lactancia materna y luego el alimento complementario.
  • A partir de esta edad los niños pueden comer todas las frutas frescas bien lavadas y peladas en trocitos. Verduras y cereales en preparaciones como pasteles.  Pulpa de tomate sin semilla y sin piel. Choclo rallado o triturado.  Todos los pescados bien cocidos. Huevo entero, bien cocido y picado (tres veces por semana).  Pastas rellenas y guisos poco condimentados.

¿Qué alimentos evitar durante el primer año de vida?

  • Evite los fiambres, hamburguesas, salchicas, embutidos.
  • Salsas muy elaboradas, caldo preparado con cubitos, sopas de sobre.
  • Comidas muy condimentadas y picantes.
  • Té de hierbas (anís, tilo, manzanilla, etc.)
  • Miel.
  • Soja o preparados con soja, hasta cumplir los dos años.
  • Gaseosas, jugos artificiales.
  • Productos como papas fritas, chizitos, palitos.
  • Alimentos fritos todos los días (se recomienda dar frituras hasta dos veces por semana).

Es importante darse tiempo suficiente para darles de comer bien a los niños, con tranquilidad y paciencia, ayudándoles a que conozcan y prueben otros alimentos, y se vaya acostumbrando a ellos.

Si te gustó el artículo, compártelo con otros padres a quién les puede ser útil.


Bibliografía
Evaluación del crecimiento de niños y niñas. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Argentina, 2012.