¿Cómo ayudar a que mi hijo preste más atención?

La atención sostenida es la capacidad de seguir prestando atención a una situación o tarea a pesar de las distracciones, fatiga o aburrimiento.

Se desarrolla en la infancia temprana.  La capacidad para mantener la atención depende totalmente de qué tan interesante sea la actividad que se está realizando.

Mantener la atención es un reto cuando la actividad es algo que el niño considera poco interesante o difícil, como por ejemplo las tareas, los trabajos escolares o sentarse en eventos de adultos como los matrimonios u otros.

Algunos autores refieren que el periodo de atención sostenida se va incrementando conforme el niño va creciendo, y las áreas neuronales involucradas con esta función van madurando.  Los niños pueden tener un periodo de atención sostenida en actividades tediosas tantos minutos como edad tiene más 2.  Por ejemplo un niño de 7 años puede mantener la atención en una tarea durante aproximadamente 9 minutos (7+2).

Cómo fortalecer la atención sostenida

La atención sostenida se entrena todos los días.  Los pasos a seguir son:

  • Proporciona supervisión.  Los niños pueden trabajar más tiempo cuando alguien está con ellos ofreciendo ánimo o recordándoles permanecer en la tarea.  Luego poco a poco ayúdalo a desarrollar sus propias estrategias para mantener la atención.
  • Establece una línea base, observa cuánto tiempo tu niño permanece en una tarea (lleva un registro del tiempo que se concentra, el tiempo que se distrae y con qué se distrae).  Observa durante una semana.
  • Luego de anotar, muéstrale tus registros y ayúdalo a tomar conciencia de su forma de atender y de sus distracciones, describiendo lo que has estado observando, por ejemplo:  “Francisco, he estado llevando un registro del tiempo que permaneces en la tarea sin distraerte y son aproximadamente 6 minutos, luego de esos minutos te distraes, y generalmente te distraes con el teléfono”.
  • Ayúdalo a eliminar las distracciones del ambiente de trabajo: “¿Qué puedes hacer con el celular para que no te distraigas mientras haces las tareas?.
  • Anímalo a mejorar sus periodos de atención de forma gradual.  Ofrécele  un dispositivo que proporcione una representación visual del tiempo transcurrido (un temporizador, un cronómetro, un reloj de pared, etc.), le puedes decir:  “Aquí tienes un temporizador que te ayudará a mejorar tus periodos de atención, hoy lo pondremos en 7 minutos, tiempo en que permanecerás en la tarea sin distraerte y luego descansarás unos 3 a 4 minutos para luego poner otro periodo de 7 minutos y seguir trabajando”.
  • Desafía el reloj aumentando el tiempo gradualmente de semana en semana, cada quince días, o cómo veas tú el avance de tu niño.  El periodo de atención en la que un adulto puede mantenerse en la tarea sin distraerse es de 20 a 45 minutos.  No pretendas que tu niño llegue a esos periodos de un día para otro, es un proceso gradual y toma tiempo, mucho tiempo, depende de varios factores, uno de ellos es la “motivación”.
  • Ayúdalo hacer la tarea más interesante, divídela en partes de acuerdo a su periodo de atención.
  • Ayúdalo a identificar qué otras estrategias pueden ayudarlo, hay niños que se concentran mejor escuchando música, “su música” y no necesariamente la que los padres quieren que escuche.
  • Bríndale  motivación externa, que pueda visualizar qué obtendrá cada vez que logra permanecer en la tarea por el tiempo asignado.

Cada persona presta atención de formas diferentes, conoce a tu niño, conoce cómo atiende y ayúdalo a que él se conozca e identifique las estrategias que lo puedan ayudar.

_________________________________

Referencia bibiliográfica: Dawson, P; Guare, R. (2016). The Smart but Scattered Guide to Success.   How to Use your Brain´s Executive Skills to Keep Up, Stay Calm and Get Organized at Work and at Home. The Guilford Press. New York. London.