Atención al TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención con hiperactividad (TDAH), se define como un trastorno específico del desarrollo de origen neurobiológico, que afecta entre 5 y 8% de la población infantil mundial y entre el 3 y 4% de la población adulta.

Se caracteriza por tres síntomas claves:
⦁ Dificultad para mantener la atención
⦁ Hiperactividad
⦁ Impulsividad conductual y cognitiva (de pensamiento).

El TDAH trae serias consecuencias en la vida de una persona si no es diagnosticado y tratado adecuadamente.  Gran parte de los problemas se deben a la disfunción ejecutiva que caracteriza al trastorno.  Esta disfunción ejecutiva se manifiesta por la falta de capacidad que tienen las personas con TDAH para organizarse, medir las consecuencias de sus actos, controlar sus emociones, entre otras características.

El tratamiento del TDAH es multidisciplinario. Esto implica: tratamiento médico, entrenamiento de padres y maestros, terapias en caso que existan trastornos asociados (problemas de lenguaje, de aprendizaje, psicomotricidad entre otros), la práctica de un ejercicio aeróbico de forma rutinaria, y el coaching.